Naturaleza y uso de los dones espirituales

Jesús vino a traer buenas nuevas a los pobres. Aprender a ser padres sociales y espirituales.

 

Lectura - 1 Corintios 12:1-14
v.1.! La iglesia de Corinto abundaba, evidentemente, en dones especiales y espirituales dados por Dios, como sabiduría, conocimiento, fe, sanidades, milagros, profecía, discernimiento de espíritus, lenguas y la interpretación de lenguas. Algunos
estaban desanimados porque no tenían estos dones, otros estaban enorgullecidos y envanecidos por sus cargos y capacidades, y algunos abusaban y hacían un mal uso de estos
dones. Pablo les escribe con respecto al Autor de los dones, la excelencia de éstos, y la naturaleza y verdadero uso de los mismos, y añade: “No quiero que estéis mal informados acerca
de este asunto.”

v.2.! “Ninguno de vosotros tiene razón alguna para sentirse orgulloso o envanecido con vuestro conocimiento y dones.

Dios os encontró en medio de la idolatría pagana; por lo que, si habéis sido favorecidos con sabiduría espiritual o con algún don, se debe a su gracia, no a vuestro mérito” (1 Co. 4:6,7).
Lectura - 1 Corintios 12:1-14
v.1.! La iglesia de Corinto abundaba, evidentemente, en dones especiales y espirituales dados por Dios, como sabiduría, conocimiento, fe, sanidades, milagros, profecía, discernimiento de espíritus, lenguas y la interpretación de lenguas. Algunos
estaban desanimados porque no tenían estos dones, otros estaban enorgullecidos y envanecidos por sus cargos y capacidades, y algunos abusaban y hacían un mal uso de estos
dones. Pablo les escribe con respecto al Autor de los dones, la excelencia de éstos, y la naturaleza y verdadero uso de los mismos, y añade: “No quiero que estéis mal informados acerca
de este asunto.”

v.2.! “Ninguno de vosotros tiene razón alguna para sentirse orgulloso o envanecido con vuestro conocimiento y dones.

Dios os encontró en medio de la idolatría pagana; por lo que, si habéis sido favorecidos con sabiduría espiritual o con algún don, se debe a su gracia, no a vuestro mérito” (1 Co. 4:6,7).

Atribuyamos todo a la gracia soberana de Dios y
humillémonos por nuestra indignidad.

v.3.! Todo creyente tiene al Espíritu Santo, el cual nos
regenera, llama, santifica y mora en nosotros (Ro. 8:9; 1 Co.

2:12). Tengamos o no dones inusuales, tenemos al Espíritu de Dios, evidenciado por el hecho de que reconocemos con nuestros labios, corazones y vidas que Jesucristo es Rey de reyes y Señor de señores. Ningún hombre tiene este conocimiento o confiesa esta verdad excepto bajo el poder y la influencia del Espíritu de Dios (Jn. 16:13-15).

v.4.! Hay dones diferentes; nadie los tiene todos, pero todos tienen alguno y, aunque no todos somos iguales, es, sin embargo, el mismo Espíritu Santo quien da los dones y las bendiciones como le agrada (vv. 11,18).

Humíllense los que tienen mucho, y los que tienen poco sean agradecidos.

v.5.! Hay diferentes ministerios en la iglesia. Uno ministra como pastor, otro como anciano, otro como diácono, otro en esta o aquella capacidad; pero todos sirven al mismo gran Señor de la iglesia. Es su iglesia, su viña y su voluntad lo que buscamos.

v.6.! Hay diferentes efectos, operaciones o logros (2 Co. 2:14 - 16), pero es el mismo Dios el que nos utiliza, cuando quiere, donde quiere, y de la manera que quiere.

v.7.! Los dones, ministerios y operaciones del Espíritu no son para que saquemos beneficios de ellos (como Simón el Mago), ni para fomentar el orgullo y la envidia, ni para causar división, sino para la gloria de Dios, y el bien y beneficio de toda la iglesia.

vv.8-10. En estos versículos Pablo menciona algunos de estos dones espirituales.

! 1. “Palabra de sabiduría”: un conocimiento de los misterios del Evangelio y la capacidad de explicarlos. Puede también significar un buen juicio para tomar decisiones.

! 2. “Palabra de ciencia”: un conocimiento completo de las Escrituras, de los tipos, profecías y doctrinas de la Palabra (1 Co. 2:12,13).

! 3. “Fe”: fe milagrosa, o fe en el poder divino y en las promesas, por la que se pueden hacer milagros.

! 4. “Dones de sanidades”: poder para sanar a los enfermos, ya sea imponiendo las manos, ungiendo con aceite o con una palabra.

! 5. “Milagros”: poder para dar vista a los ciegos, oído a los sordos, o aun levantar a los muertos.
! 6. “Profecía”: la capacidad de adivinar acontecimientos futuros, o de explicar las Escrituras.
! 7. “Discernimiento de espíritus”: poder para
distinguir entro los profetas falsos y los verdaderos, o discernir lo que es de Dios o de Satanás.
! 8. “Lenguas”: la capacidad de dar a conocer el Evangelio en una lengua no aprendida.
! 9. “Interpretación de lenguas”: cuando algo se decía en otra lengua, algunos tenían el poder de interpretarlo para el pueblo.
v.11.! El Espíritu Santo da estos dones y capacidades no a todos los creyentes, sino un don a éste, otro don a aquél, como le place al Espíritu Santo. El es soberano en la distribución de
sus dones y gracia.

v.12.! El cuerpo humano tiene muchas partes, como manos, pies, oídos y ojos. A pesar de ser tan numerosos y diferentes estos miembros, sin embargo, son partes de un solo cuerpo. Forman un solo cuerpo. Así en la iglesia, el cuerpo de Cristo.
v.13.! Ya seamos judíos o gentiles, esclavos o libres, viejos o jóvenes, hombres o mujeres, todo creyente ha sido bautizado en el cuerpo de Jesucristo. Cristo es la cabeza, y nosotros
somos su cuerpo. Somos participantes de un solo Espíritu, una sola vida y un solo objetivo: la exaltación y gloria de Jesucristo (Col. 1:16-18; 1 Co. 10:17).

v.14.! “El cuerpo no es un solo miembro,” por muy importante que sea el ojo, el oído o el brazo. El cuerpo se compone de muchos miembros, diferentes pero todos necesarios para formar un cuerpo completo. Así, el cuerpo de Cristo no es una sola persona, ni una sola clase de personas, sino que hay muchos miembros, algunos en una posición superior, otros en una inferior, algunos con grandes dones, otros no tanto; algunos judíos y otros gentiles, pero todos son
uno en Cristo, y todos están relacionados y son necesarios para los demás.

Grupo Visión de Costa Rica